El fugitivo más buscado de Francia usaba un burka para no ser identificado

0
324
La Policía francesa pone fin a la fuga de película de un preso que se escapó de la cárcel en helicóptero
La Policía francesa pone fin a la fuga de película de un preso que se escapó de la cárcel en helicóptero

La huida de Redoine Faïd (46 años), el atracador más famoso de Francia, apenas ha durado tres meses cortos, entre su segunda y espectacular evasión de la prisión de Réau (Seine-et-Marne) y su detención, la mañana del miércoles, en Creil (Oise), al norte de París.

Faïd, el fugitivo más buscado, usaba un burka para no ser identificado cuando salía a la calle, explicó hoy el Fiscal de París, François Molins. «El seguimiento a una mujer joven residente en Créil nos llevó a descubrir que ella transportaba en su vehículo a una persona vestida con un burka, pero cuyo aspecto nos daba a pensar que podía ser un hombre», dijo en rueda de prensa Molins.

Redoine Faïd se hizo célebre durante su penúltima estancia en prisión, cuando publicó un libro contando su pasión por el cine negro, su admiración por los grandes atracadores de películas de acción.

Esa vocación «cinematográfica» volvió a precipitar su detención y condena a veinte años del cárcel, como participante en un atraco que costó la vida a un policía.

Faïd volvió a evadirse el 1 de julio pasado, gracias al espectacular apoyo de dos colegas que robaron un helicóptero, se disfrazaron de policías y entraron en la cárcel donde se encontraba el atracador, consiguiendo huir con una «limpieza» que suscitó cierta «admiración».

Esa segunda evasión de una cárcel de «alta seguridad» permitió a Faïd alcanzar el más íntimo de sus «sueños»: convertirse en un atracador de leyenda, capaz de realizar «golpes» semejantes a los de sus admiradas películas de «acción»: atracos consumados con bombas y fusiles de asalto, con una «limpieza impecable».

El sueño cinematográfico ha durado tres meses cortos.

Hace semanas, Faïd consiguió escapar a una primera redada, en la «banlieue» (los suburbios) del norte de París. Perseguido por unos 3.000 policías y especialistas en la geografía suburbana de la capital, Faïd no consiguió borrar todas las pistas. Y, finalmente, la madrugada del miércoles, el atracador más famoso de Francia ha sido detenido en un inmueble muy modesto de la periferia de una ciudad entre «multicultural» y «proleta», Creil, donde vivía oculto, acompañado de tres hombres y una mujer, que también han sido detenidos.

 

 

 

Leer más…

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here