Gina Haspel, la nueva cabeza de la CIA que sorteó las sombras de la tortura

0
216
La directora de la CIA y directora interina de la CIA, Gina Haspel
La directora de la CIA y directora interina de la CIA, Gina Haspel

La dirección de Haspel supone un hito en la CIA ya que, por primera vez en sus 70 años de historia, la emblemática agencia de espionaje contará con una mujer al frente.

 

Gina Haspel, con una dilatada carrera en la inteligencia estadounidense, se convirtió hoy en la primera mujer en dirigir la CIA, sorteando las sombras de su pasado vinculado a la práctica de torturas.

Su confirmación fue aprobada hoy, con 54 votos a favor y 45 en contra en el Senado, después de semanas de dudas y escrutinio por parte de los senadores, quienes recelaban de su idoneidad para el puesto por haber participado en polémicos interrogatorios.

El nombramiento de Haspel se precipitó tras la salida del entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, cuyo despido por parte del presidente Donald Trump motivó un baile de fichas en el Gabinete, al nombrar al exdirector de la CIA Mike Pompeo para dirigir la diplomacia estadounidense.

La dirección de Haspel supone un hito en la CIA ya que, por primera vez en sus 70 años de historia, la emblemática agencia de espionaje contará con una mujer al frente.

Haspel, que ejercía de mano derecha de Pompeo como subdirectora de la agencia, cuenta con un perfil mucho más técnico que el de su exjefe puesto que, a diferencia de este, a quien se le considera un personaje mucho más político, ella tiene una dilatada trayectoria en el mundo de la Inteligencia.

Su dedicación le valió numerosos reconocimientos a su trayectoria profesional, como la medalla de Inteligencia al Mérito Civil o el premio George H.W. Bush a la Excelencia en Labores de Contraterrorismo.

En este sentido, su expediente es intachable.

«Ha demostrado ser una líder con una extraña habilidad para conseguir que las cosas se hagan y para inspirar a aquellos que la rodean», dijo de ella el propio Pompeo cuando la nombró subdirectora de la CIA, en febrero del año pasado.

Durante su larga trayectoria en la agencia, Haspel ha acumulado «una extensa trayectoria en el extranjero», según un documento de la CIA al que ha tenido acceso Efe, y es precisamente aquí donde comienza la controversia.

Haspel trabajó durante 33 años como agente encubierto y solo en las últimas semanas la CIA ha divulgado el destino de algunas de sus misiones en un esfuerzo de transparencia por lavar la imagen de la agente y lograr el apoyo de una mayoría de senadores para su confirmación.

Leer más…

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here