La creación del Ejército kosovar genera inquietud en la OTAN y en la UE

0
116
Desfile de las fuerzas de seguridad de Kosovo en Pristina
Desfile de las fuerzas de seguridad de Kosovo en Pristina

La creación del Ejército kosovar genera inquietud en la OTAN y en la UE. La decisión del Parlamento de Kosovo de erigir sus propias Fuerzas Armadas ha sido recibida con preocupación por la mayoría de países europeos. Estados Unidos ha dado su bendición a este gesto, a pesar de que la OTAN lo ha considerado «inoportuno» y ha anunciado la decisión de «reexaminar» su cooperación con Kosovo, cuya independencia no es reconocida por todos sus miembros. Serbia, por supuesto, ha reaccionado con indignación y ha pedido una reunión urgente del Consejo de Segurida de Naciones Unidas. Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se ha limitado a decir que «este no es el camino de la reconciliación», aunque el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, había adelantado en la última reunión del Consejo Atlántico en la que participó que España tomaría medidas en la OTAN para poner de relieve su oposición.

Cuando Kosovo proclamó su independencia unilateral en 2008, los países que lo reconocieron y la propia OTAN como tal ya tenían una misión de estabilización para proteger el territorio de mayoría albanesa. Una vez proclamada la independencia decidieron crear una Fuerza de Seguridad de Kosovo (KSF) de dimensiones limitadas y, esencialmente, para dar una salida a los guerrilleros que habían combatido contra Serbia. El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, publicó ayer un comunicado diciendo que «la OTAN apoya el desarrollo de la KSF bajo su actual mandato» pero que «con el cambio de mandato, el Consejo del Atlántico Norte tendrá ahora que reexaminar el nivel de compromiso de la OTAN con la Fuerza de Seguridad de Kosovo». Stoltenberg lamentó que la decisión «se haya tomado a pesar de las preocupaciones expresadas por la OTAN» que había dicho claramente que considera «este movimiento como inoportuno».

Condena de Serbia

El Gobierno serbio ha condenado en los términos más graves esta decisión que considera que quebranta la resolución 1244 de la ONU en la que se sostiene la separación de su antigua provincia. Un comunicado del Ministerio de Exteriores de Belgrado asegura que «esta decisión representa una grave violación del derecho internacional». También afirma que se trata de una decisión «que contradice la llamada Constitución que se dieron las instituciones interinas de autogobierno, lo cual es un absurdo y una prueba de que Pristina no solo no respeta los acuerdos internacionales, sino tampoco sus propias normas».

La observación de Belgrado se refiere a que los miembros de la minoría serbia del país no participaron en la votación. Serbia considera la creación de este ejército como un factor de desestabilización en los Balcanes y teme que sea utilizado para aumentar los gestos hostiles hacia la población serbia. El Consejo Europeo estudió hoy esta situación a petición del presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis. Chipre es junto a España, Grecia, Eslovaquia y Rumanía, otro de los países que no reconoce a Kosovo.

Sin embargo, la Administración norteamericana ha alentado explícitamente a las autoridades kosovares a dar este paso y les ha garantizado su mayor cooperación material. Kosovo alberga una de las mayores bases militares norteamericanas del mundo.

 

 

 

 

Leer más…

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here