Los Planetas: «C. Tangana es superlisto para copiar a Yung Beef. Es el mérito que tiene»

0
641
Florent (izq) y J posan con una guitarra que perteneció a Los Módulos
Florent (izq) y J posan con una guitarra que perteneció a Los Módulos

Los Planetas: «C. Tangana es superlisto para copiar a Yung Beef. Es el mérito que tiene»

 

La banda más importante del indie español celebra el 20 aniversario de su renombrado «Una semana en el motor de un autobús». Charlamos con J y Florent sobre el disco, sobre compañeros de viaje arrollados por el camión-sistema y sobre la actitud para conducirse en la carrera musical.

«Una semana en el motor de un autobús», ¿hay algo más claustrofóbico que eso? Así llamaron Los Planetas a su criatura más celebrada en vez de «Toxicosmos», para darle una vuelta de tuerca más al concepto del álbum: la travesía por el desierto detonada por un siniestro total sentimental que continúa por la evasión-pozo de las drogas hasta la consecución de «La copa de Europa», del ver la luz al final del túnel que tantas veces es todo esto.

 

Una opera-rock de la bajona. Un disco gestado en circunstancias especiales, imborrables aunque fueran borrosas, con Florent, el guitarrista, sometido a su autodestrucción. Un clásico para la gente moderna en su momento que ya, simplemente, es un clásico del pop en español. Este 2018 cumple 20 años el icónico álbum del aspa en la portada. Así, aprovechamos para charlar con J y Florent sobre el motor del autobús, sobre compañeros de viaje arrollados por el camión-sistema y sobre la actitud para conducirse en la carrera musical.

 

¿Fue un disco a vida o muerte?

J: Siempre es a vida o muerte. El arte, la música, siempre es a vida o muerte. Siempre al borde del precipicio.

¿Han cambiado en estos 20 años como personas? ¿A peor?

J: Hombre, a peor…

– Florent: Supongo que todo el mundo cambia. En mi caso intento ir a mejor, intento aprender de los errores y de las cosas que tu conciencia te dice que están mal hechas. E intento corregirlas. Intento aprender del día a día, y la vida está para equivocarte y para vivirla.

¿Qué os parece veinte años después «Una semana en el motor de un autobús»?

Florent: Pienso que sigue siendo un disco muy vitalista, con mucha vigencia. De vez en cuando es bueno escucharlo y disfrutar aquellos momentos. Eso, una escucha supervigente, como atemporal.

– J: Es una obra acabada. Se quedan fijadas la emociones, las sensaciones del momento.

¿Tenéis alguna favorita?

J: Hay muchas muy buenas: «Segundo premio», «Toxicosmos», «Laboratorio mágico», «Parte de lo que me debes»…

– Florent: «La copa de europa»… Forma parte de un todo y es difícil decidirte por una canción que ensombrezca al resto. Creo que todas forman un todo y tienen un nivel bastante interesante.

«En un mundo de gente incompleta» cantáis que se nos repite mucho lo de ser uno mismo. Sin embargo, ¿es real esa supuesta intención de que lo intentemos?

Florent: ¿Qué alguien lo explique, no?

– J: Es lo que dice la canción, para ser yo mismo cómo tengo que ser. Y me refería a eso, no se me ocurre explicarlo mejor que en la canción.

Las drogas tienen un peso en el disco. Sin entrar a valorarlas, artísticamente ¿creen que pueden suponer un impulso a la lucidez?

J: Las drogas pueden ofrecerte alguna experiencia nueva que sea enriquecedora, puedes hablar de esa experiencia y ser creativo. Yo normalizaría más el uso de las drogas. Las drogas las usa el ser humano para poder pasar la vida mejor, para que no te duela el cuerpo. Son medicinas. Y pertenecen a la cultura del ser humano desde siempre. Este disco es psicodélico porque intenta investigar como afectan ciertos tipos de medicina en los restos emocionales de la gente.

Nacho Vegas dijo el otro día que no cree que la música tenga un poder especialmente transformador.

J: Si eso es lo que ha dicho Nacho pues yo creo que la música es esencial para transformar la realidad. La música y cualquier tipo de cultura es la que define la realidad, define lo que creemos y lo que hacemos.

Defiendes, J, el uso de un discurso encriptado que permita saltarse la trabas a la radicalidad para poder llegar a más gente. ¿Pero un discurso oculto puede tener un poder transformador?

J: Sí, así funciona el arte. Es un código en el que se emite un mensaje que recibe el receptor. Ocurre en todo tipo de arte.

¿En qué se ha traducido esa transformación?

J: En España, en lo que nosotros hemos trabajado, se ha traducido en una industria alternativa muy potente. Hay 200, 300 ó 400 festivales al año. Y antes solo había dos o tres. Hay una gran cantidad de canales alternativos a los dominantes, oficiales o multinacionales. Ha sido impresionante, ¿sabes? Cuando nosotros empezamos, la industria mainstream, por llamarlo así, la industria dominante tenía un 99% de mercado, todo eran los 40 Principales, los partidos políticos, los Ayuntamientos… Ahora sin embargo hay infinitos canales.

Ahora hay muchísimos festivales, sí. ¿Eso es una transformación del sistema o una absorción de cierta contracultura por parte del sistema?

Florent: Puede que pase, que el sistema absorba esa contracultura e integre ese tipo de movimientos.

– J: Los integra y mejora al absorberlos. Porque el sistema absorbe una parte que estaba demandando la gente. Y así cambia.

¿Pero no es un poco que todo cambie para que nada cambie?

J: Hay cosas que cambian y que nunca vuelven atrás, eso pasa constantemente.

Es mejor que antes.

J: Sí. La sociedad, sí. Aquí en Occidente, no. Pero a nivel global, sí. En China han mejorado brutalmente sus condiciones.

– Florent: En Latinoamérica… Estamos hablando de Cultura.

– J: Y de Economía.

– Florent: Pero siempre estarán los ricos y los pobres… Pero que la gente tenga una conciencia global gracias a internet, eso existe. Antes era mucho más difícil llegar. Internet tiene la fuerza de que la gente accede a esos contenidos al instante. Y eso tiene una fuerza, influye. Nosotros lo hemos vivido enormemente en Latinoamérica, de cuando existía internet a cuando no existía internet. La cantidad de gente que hay, la escena… La gente nos recuerda mucho a lo que ocurrió en los 90, la forma de hacer conciertos, de hacer festivales… me recuerda lo de allí de Latinoamérica a lo que ocurrió aquí en los 90.

Volviendo al mensaje codificado, «la Buena Vida sí es radical y no Reincidentes».

J: La Buena Vida es un grupo que tiene un calado cultural preciso y poderoso dentro de la cultura española, influye a otros artistas, abre un camino nuevo que antes no existía por el que salen muchos artistas, tienen una sensibilidad… Los Reincidentes, que a mí me encantan y están de puta madre, no dejan de ser algo como los Clash, más evidente.

– Florent: Es algo más explícito, lo otro es una forma de hacer una música más sensible en la que ponen la cara para que te den bofetadas todo el rato.

La radicalidad está en la forma.

Florent: Exacto, no que uno sea más radical que otro.

– J: Nosotros somos artistas, lo que intentamos es hacer cambios en la manera de hacerlo y los códigos que utilizas, el tipo de lenguaje. Los cambios sociales se producen más a la larga.

– Florent: Como los Hermanos Cubero, ¿no? El tipo de radicalidad es diferente, pero están utilizando un nuevo lenguaje que es radical. Ese tipo de actitud y de mensaje, más que el concepto.

Siguiendo lo de La Buena Vida, ¿pensáis que hay algún tipo de refinamiento artístico o sensibilidad que esté impedida para ser popular y masiva?

J: No. Lo que hace difícil que algo sea masivo es que sea novedoso, que la gente no esté acostumbrada a esa propuesta y entonces tarda un tiempo en calar en el público y el inconsciente colectivo. Las ideas vanguardistas siempre empiezan en minoría y van creciendo. Pero la primera idea vanguardista poca gente puede entenderla.

¿Qué grupos de la época del indie os hubiera gustado que lo hubieran petado más?

Florent:La Buena Vida por ejemplo.

– J: La Buena Vida a nivel de influencia han tenido un enorme calado. De conocimiento popular todavía les queda recorrido. A mí los que más me interesaban eran Sr. Chinarro, Nacho Vegas,…

– Florent: Family y Astrud.

Aparte de razones diversas, ¿fue la dificultad para subsistir lo que hizo que esos grupos fueran cayendo?

Florent: Es posible

– J: Seguro.

– Florent: Les metieron palos en las ruedas y no pudieron continuar. Hay una cantidad de grupos de aquella época con un punto de innovación y talento y muchos sucumbieron.

– J: ¡Pero muchos siguen! La Casa Azul, Sr. Chinarro, Nacho Vegas… Alguno más underground también. Sigue mucha gente. Murió el de El Niño Gusano, Algora. Sideral también. Algunos que eran muy brillantes pues…

– Florent: Pero ahí dejaron su huella, y bastante interesante, y con el tiempo tendrá mucho más valor ese tipo de artistas y mensajes.

En nada se cumplen 10 años de la muerte de Sergio Algora.

Florent: Con El Niño Gusano compartíamos mánager, hemos tocado mucho con ellos y somos superfan.

– J: Hicimos cientos de conciertos juntos en aquella época.

Conocéis bien la industria, por trayectoria y por vuestro paso de muchos años por una multinacional. Seguro que sabéis la historia de C. Tangana y Yung Beef, con el que habéis compartido hasta un single en Acuaraela. Supongo que estáis con vuestro hombre, ¿no?

J: Yo soy de Yung Beef al 100%. A mí no va a venir un colega a decirme que lo guay es Sony, yo ya me he tirado ahí 20 años. A mí me interesa Yung Beef, y C. Tangana aprovecha el rebufo…

– Florent: C. Tangana tiene su parte de razón. Hace una raya en el agua, no juegues contra ellos. Pero la actitud es lo que cuenta. La actitud de Yung Beef es clara. Aunque no pueda destruir el sistema, manifiesto la intención de luchar.

– J: Habrá que luchar, habrá que pelear. Tangana lo que hace es rendirse, toda la pasta para ellos y ya está. Es el típico artista mainstream que se aprovecha de otros más rompedores para limar las aristas a un discurso que encaje.

– Florent: Pero no se esconde. Sabe lo que quiere y hasta dónde quiere llegar. Y es respetable.

– J: Es la diferencia en nuestra generación entre Alejando Sanz y Los Planetas.

– Florent: No tan radical.

– J: Pero básicamente…

C. Tangana dice que también quiere cambiar el sistema.

Florent: Sí, eso es lo que dice. Uno desde dentro y otro desde fuerza. Desde fuera se es más combativo, viste mejor. Aquí viene el Che Guevara. Y el otro comulga con esa idea pero…

– J: La cosa de C. Tangana es que copia a Yung Beef. Es super listo para copiar a Yung Beef y es de los primeros que se ha dado cuenta que eso es potente. Es el mérito que tiene. Va tres años por detrás, debería saberlo porque no sabe dónde se mete.

– Florent: Pero tiene su discurso.

– J: Ya, pero va por detrás, que el otro estaba haciendo lo mismo hace tres años (en referencia al paso de Yung Beef por Sony con PXXR GVNG).

Yung Beef dice que los que más han «troleado» a la industria han sido ellos y vosotros. ¿Cuál ha sido vuestra mayor troleada?

J: Nosotros les hemos quitado el 50% de cuota de mercado a las multinacionales en 20 años. Antes tenían el 95% y ahora tienen el 45. ¿Qué te parece?

¿Cómo le conocisteis? Porque sois de la misma ciudad.

J: Pero fue por internet.

– Florent: Jesús Llorente, ¿puede ser?

– J: Creo que La Bien Querida puso La Mafia del Amor pinchando en un Benicàssim. Y fue la primera vez que los escuché y me quedé impactado. Y ya seguí escuchándoles.

Imaginad vuestra generación indie de inicios de los 90 con internet.

J: Es que esa estructura alternativa sigue funcionando. Cuando empieza internet son los más activos y siguen estando ahí. Los blogs de música y las revistas digitales están hechos por gente que viene de ese movimiento.

Son esta nueva generación del trap y la música urbana los herederos, como fenómeno artístico-social, de vuestro movimiento indie.

J: La música urbana se va regenerando continuamente. Es el rock and roll, que es el principal fenómeno de música urbana. El hip-hop viene del rock and roll.

– Florent: No sé qué recorrido tendrá el trap aquí en España, si va a cuajar o será una cosa… no lo sabemos.

(Un amigo de ambos llega con una guitarra, que al parecer pertenció al de Los Módulos, y Florent se levanta a verla)

¿Te ilusiona el nuevo Gobierno?

J: No tienen poder real. El poder real sería que los medios de comunicación y producción los tuviera el pueblo, esa sería la única manera.

¿Qué consejos les darías a alguien que empieza en la música?

J: Que lo pase bien, que disfrute de la vida, de los amigos, de la novia y de las cosas que pasan.

¿Cómo ves vuestro futuro?

J: Creo que lo importante es centrarse en el presente. Aplico lo que creo a mi vida. Y si disfrutamos del momento, disfrutamos del presente, que es lo que existe. El pasado es un recuerdo y el futuro es una introspección. Así que no pienso mucho en el futuro, es lo que te puedo decir.

 

Leer más…

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here